Copas para vino


Para algunos vinos existen copas especiales que permiten una mayor degustación. La más usada es la copa de tulipán aunque existen varias clases y formas.

Una de las cosas más importantes a tener en cuenta es que nunca se deben lavar con detergentes, porque puede quedar algún rastro que estropee el gusto del vino. También debe procurarse que estén perfectamente secas.

Las copas deben tomarse por el pie y no por la copa propiamente dicha, ya que sino estaremos calentando el vino. Además, hay que tener en cuenta que al servir los vinos en la copa, éstos ganarán 1ºC o 2ºC .

En cuanto a la colocación, las copas de agua (las mayores) se pondrán junto a las de vino. Si la idea es servir vino blanco y tinto, la copa de blanco (la más pequeña) se pondrá delante del cuchillo del plato fuerte, la copa de agua a su izquierda en línea recta y la de vino tinto junto al plato, formando un triángulo.
La copas para el cava o champán harán su aparición cuando el resto de la cristalería haya sido retirada.


Dejar un comentario